jueves, 16 de septiembre de 2010

Dead Set

-Entonces digamos que es obeso.
-Sí, así es.
-¿Y cuál es su problema?
Silencio. El público le mira con ojos mitad, pena mitad vergüenza ajena desgarradora. El cámara hace un primerísimo primer plano de su barriga.
-Quiero decir que, si su problema es que come mucho o que no metaboliza como es debido.
-Parece que como mucho, sí.
El señor obeso mueve sus manos con nerviosismo.
-¿Y le ha dejado su mujer?
-Sí, me dejó hace un año.
El técnico de sonido introduce un efecto de "game over". La presentadora aprovecha el vídeo que entra para darse una capa más de barniz en la cara y colocarse las tetas. El señor pide un vaso de agua, pero no hay vasos de agua para obesos. "Que sude, mejor" dice el director del programa a la presentadora por el pinganillo. "Así da un aspecto más loser".
La presentadora se despide dando paso al siguiente invitado que dice sentirse una mujer, aunque todavía tiene pene. El señor obeso abandona su sitio y sale tan rápido como puede dejando atrás el plató de televisión. El público aplaude.Publicidad.

5 comentarios:

a smart chimp dijo...

sí, toda una profesión, es verdad, pero bueno, tampoco es para tanto... también hay psicólogos, siempre se puede elegir entre expuesto a la sociedad y encajado en la sociedad... o ¿qué será lo otro?

Belén dijo...

La verdad es que siempre que veo ese tipo de programas me pregunto qué pasa en la publicidad...

Besicos

latacones dijo...

aterrador.

eme dijo...

Miedo.

Igor dijo...

Muy bueno. Es así. Sabes, no debería haber aceptado esa invitación. Son voluntarios, malditos voluntarios a veces inocentones como éste.