martes, 28 de julio de 2009

It´s wrong

Sabía que últimamente todo lo hacía al revés y aún así siempre empezaba por el mismo lado. El lado equivocado. En el metro, algunas personas le sonreían, y otras hacían como que no le habían visto después de importunarle con algún periódico o pisarle con algún tacón de los caros. Ella no tenía otro remedio que resignarse y mirar hacia otro lado. Ahora ella está triste y no sabe cómo repararlo. Todo podía ser como esas muñecas a las que arrancaba la cabeza, para ponérsela más tarde. A veces las dejaba decapitadas un rato para que aprendieran la lección. Ahora la Maria Antonieta es ella y nadie quiere participar en el juego. Quizá había demasiadas esperanzas puestas en ella. Quizá nadie medió bien la baraja de posibilidades. Quizá nadie sacó la carta adecuada. Quizá ahora ella está triste y reivindica su derecho a estarlo.


2 comentarios:

eme ce dijo...

pero el día que vuelva a sonreir nadie le preguntará porqué está contenta. hay que joderse.

asmartchimp dijo...

Quizá empiece por donde empiece, los extremos se tocan igual. Quizá asumió como propias las esperanzas de los demás. Quizá pensó que pensaban que eso es lo que se esperaba de ella. Quizá la vida no tiene las reglas (qué reglas?!) tan claras como un juego de cartas…