martes, 21 de julio de 2009

The Moon

Ella es inexperta. Joven e inexperta. Se lo han dicho muchas veces, pero ella mira su lámpara de lava e intenta pensar en otra cosa. Muchas veces no lo consigue, otras destroza todo lo que pilla, a veces se destroza a sí misma y va guardando los pedazos en trozos de cristal. Alrededor todos sonríen. Él sonríe, muy lejos. Ella mira hacia otro lado, de nuevo, y trata de no morir. Un día como hoy todos se acuerdan de ella, y ella no hace otra cosa que acordarse de ese día. Todo era nuevo, y curioso. Lo tocaba con sus manos jóvenes e inexpertas, con miedo de hacer daño o de estropearlo para siempre. La única vez que le acompañaron a casa, hacía un frío de mil demonios, pero ella sólo pensaba en sus manos, y en todo lo que había debajo de ellas. Sonaba The Moon de Cat Power y era lo único que podía escuchar. Sus palabras eran la antítesis de lo que buscaba en ese momento. Moon is not only beautibul, it is so far Away. Enciende un cigarrillo, jura que será el último. Pero ella en el fondo sabe que no será así, al menos mientras la luna siga estando tan lejos.

2 comentarios:

eme ce dijo...

Puede que si se acerca a la playa los días de marea, llegue a acercarse más a la luna con las olas.
Sólo le queda un cigarro en la cajetilla. Después la arrugará y tirará a la basura.



P.D.: Houston tenemos un poema.

Anónimo dijo...

Un poco tarde, pero felicidades en cualquier caso...
Confío que muy lejos, la sonrisa, no lo sea tanto como la distancia en sus ojos en "Losing my religion"... para ellos la cosa tocaba a su fin