jueves, 30 de junio de 2011

Me han curado.
Al fin,
se han comido
mi fracaso.


Pero los puntos de sutura
asoman mentiras
y úteros vacíos.


Me han curado.
Paga la cuenta,
limpia el colchón.

No dejes huella

de

lo

que

fuimos.


9 comentarios:

Susan Urich dijo...

Wow!!

Giovanni-Collazos dijo...

bien!

-KtaStRoF- dijo...

ole tú!

P. dijo...

"No dejes huella
de
lo
que
fuimos"

Ese fina, ese final.

Sentimentiras dijo...

¿Por qué no dejar huella? Son como las cicatrices, no duelen, pero te recuerdan lo que un día fuiste y sentiste. Eso no es malo del todo.

Un beso.

Pez Susurro dijo...

brutal.

Horacio Holiveira dijo...

o hicimos.

Javier García-Villaraco dijo...

siempre me quedo un rato pensando después de leerte. ;) Genial

Laiseca Estévez dijo...

y que la huella sea tan profunda, que sangre a borbotones... abrazo Ana.