sábado, 2 de abril de 2011

Triptófano

Mi lilium acaba de morir.

Yo he muerto entre tus brazos.

Todos hemos muerto, algún día.

Hay muchos caminos para volver a casa,

pero ninguno es el nuestro.

El claxon suena y tú te rompes,

salen un millón de alfileres de tu boca

y yo me los como para llegar a fin de mes.

Hay una forma de dormir sin sed

y es muriendo.

6 comentarios:

Pez Susurro dijo...

Deberías ver la sonrisa que hay en mi cara ahora mismo...

"Yo no escribo poesía"



¿De veras?... ;)

me
ha
encantado
intentaré dormir con sed esta noche
bss + bss

-KtaStRoF- dijo...

jejeje y decías que no,eh??
ves como si que escribes poesía...

y muy grande,no me lo esperaba.

si,intentaremos dormir con sed...

besoo!

Belén dijo...

Todos morimos, estamos de acuerdo, pero también podemos revivir...

Besicos

Diego VOLIANIHIL dijo...

Qué bueno Ana, de principio a fin.
Era un buen lilium.

Layla dijo...

"salen un millón de alfileres de tu boca y yo me los como para llegar a fin de mes"...joder qué bueno, en serio, es brutal...

ya no tienes excusa para no seguir escribiendo poesía

un beso enorme!

Migas de Locura dijo...

Y volvemos a vivir?

Me gusta mucho,

Muá