miércoles, 27 de abril de 2011

Madrid ya no nos quiere

Alguien se ha empeñado en cerrarme la maldita puerta, en no dejarme respirar, en poner trampas en los lugares más inesperados. Agradecería que la enfermera me contara un buen chiste, que las televisiones se apagaran y que te hicieran un 2x1 en prozac. Agradecería que el amor no existiese o que fuera un juego de niños, agradecería estar lejos, lo suficiente al menos para no sentir nada. Entonces podría tomarme una cerveza tranquila sin tener que pedir perdón a nadie, podría decir sois todos unos hijos de puta sin tener que pedir perdón a nadie, podría robar un banco sin tener que pedir perdón a nadie y no tener que repartir mi botín con nadie. No todo tiene que ser como Bonnie y Clyde, podemos morir despacito y escapar siempre de la policía. Podemos morir de viejos con una escopeta entre las piernas mientras escuchamos Non, je ne regrette rien y hacemos el amor torpemente, muriendo poco a poco, perdiendo los años en cada beso. Ahora nada que hacer el resto del día, nada que hacer con esas horas que se quedan colgadas por delante y por detrás.


10 comentarios:

Diego Volianihil dijo...

El tiempo no depende de nosotros, por eso su ritmo se nos escapa, se nos hace incómodo. No elegidos la velocidad, así que no queda otra que agarrarse y prepararse para lo que venga, o descarrilar el tren y huir al bosque, que no es mala idea. Cojonudo.

juan bello dijo...

El amor no existe. Lástima que Madrid ya no nos quiera. Tokio tampoco. Si seguimos así nos tendremos que mudar al desierto.

Gracias por pasarte, y sobre todo por quedarte. Es un placer.

Juan

-KtaStRoF- dijo...

morir despacito...
creo en Madrid la palabra despacito se desconoce...aqui todo es frenético, y el amor es un juego entre metros,asfalto y luces...

si no nos quiere, nos iremos a otro sitio..con los monos, por ejemplo.

(www.nakritikart.blogspot.com
mi blog de ilustraciones)

beso!

M.Samsa dijo...

yo me voy con vosotros y los monos donde sea...:P

abrazo enorme

Layla dijo...

vamos a morir de viejos, y vamos a ganar por lo menos la mitad de las batallas y no vamos a pedir perdón ni a arrepentirnos.

te lo prometo. ;)

Javier García-Villaraco dijo...

Ahora me has creado el deseo de morir de viejo atracando bancos. Gracias.

Arielo sanchez dijo...

Hola! te invito a que leas esta mariavillosa historia, que aun esta por comenzar: http://thesametree.blogspot.com/
si te gusta recomienda...

lavidafillmore dijo...

Muy Bueno, Ana. Cada día mejor...

Pantera de carbón dijo...

Y no tener que pedir perdon a nadie..

Me quedo con la escopeta, Ana
Un cordial saludo

George dijo...

sin duda.

(pájarosatrapados)

un abrazo
nocturno,
G