miércoles, 9 de junio de 2010

Cuántas vidas

Porque una vida pueden ser muchas vidas. Nadie mira atrás cuando la lección está aprendida, cuando sabe contar de dos en dos, cuando sabe meter las marchas una a una.
¿Cuántos segundos caben en un vaso de plástico?, ¿cuántas lágrimas en una bañera?
Él sabía que perdía y aún así apostó por seguir adelante, apostó por las cartas sencillas, las que no asustan ni importunan los cumpleaños felices ni los días de guardar. La vida puede tener dientes afilados si la miras de cerca.
Desde que escuchas a tu alrededor te has dado cuenta de que no estás solo y sin embargo, más solo que nunca. ¿Qué tienes aparte del suelo y mucha culpa a cuestas?, ni siquiera sabes el camino de vuelta a casa.
¿Cuántas vidas caben en un vaso de plástico?

6 comentarios:

pancho dijo...

he sido un tarado por tanto tiempo... nunca se me ocurrio buscar respuestas en el fondo de un vaso de plastico... y eso que he usado millones.
quizas la proxima vez me acuerde antes de tirar mi vida a la basura... o el vaso plastico, lo que ocurra primero....
pancho

Igor dijo...

Buena reflexión. ¿Los vasos de plásticos son un símbolo de hoy?
Y ese pobre, que sabe que por ese camino va perdiendo y continúa, con esas cartas sencillas para no perturbar nada. Un condenado. ¿Y cuántos de esos hay? A montones, seguramente.

eme dijo...

Las primeras líneas me recordaron a: "Tu día es una mujer muy afortunada, Angélica. Tiene dos vidas. La vida que está viviendo. Y la vida que está viviendo en lo que escribe" (Las horas)

Charal dijo...

-La vida puede tener dientes afilados si la miras de cerca...- y eso si tienes suerte! O.O -Desde que escuchas a tu alrededor te has dado cuenta de que no estás solo y sin embargo, más solo que nunca- Ahí, donde nos conectamos de nuevo, en la soledad que a todos nos sabe igual...

Salu! =) Que tengas un excelente finde!

Belén dijo...

Hay muchas formas de relacionarse... la de los cumpleaños felices es una, al menos no se olvida...

Besicos

APOLOGIZE dijo...

Excelente,me encantó. Tienes una manera tan personal de escribir y al mismo tiempo lo suficientemente clara y bella para que sea universal.