sábado, 20 de marzo de 2010

The will die

Come y calla
muere, pero no hagas ruido
Ellos te arrastran los pies
y te dan el nuevo aviso
pero ya es tarde para todo lo que dijiste.
Trabaja rápido,
produce,
el país depende de ti
los sueños dependen de ti
las torres dependen de ti
los niños dependen de ti.
Muévete rápido o todos morirán.

4 comentarios:

Cesc dijo...

Moverse rápido al ritmo de estos tiempos que corren, corren... y nunca los atrapas...

elzzia dijo...

Gracias por la visita y el comentario y por cierto... ¡me encanta tu blog! Un Beso

migas de locura dijo...

¿y si paramos, observamos, respiramos....
y reiniciamos?
Por mucho que corramos la vida es demasiado rápida para ponernos en jaque mate, sabiendo eso mejor tomárselo sin prisa.

¿no?

Igor dijo...

¿Esto es el resultado de la ya anunciada reforma laboral? Pues si hemos pasado de trabajadores a pobres que trabajan, tu poema (y mis pensamientos) no ayudan a ser muy optimistas.
Buena relación con lo inmobiliario (las torres..) y con la falsa responsabilidad que nos quieren inculcar en un país con una clase dirigente irresponsable.
"El futuro es oscuro", a corto. Veremos qué pasa después.
Un abrazo. Este poema me despierta.