jueves, 8 de mayo de 2008

Mi niña

Jugabas al balón cuando ellas jugaban a las muñecas, cortabas tu pelo cuando ellas se hacían trenzas de colores, pero vivías cuando todo lo demás estaba muerto. Muchas veces no sabías lo que querías, pero lo que querías era de verdad. Tus hermanos te ayudaron a crecer, y te enseñaron la magia de las pistas de tenis. A veces te ibas a la costa y veías las olas mojar tus pies al atardecer. Y me echabas de menos, y me escribías cartas. Después llegaron los chicos y tú te escondías detrás de mí, sin saber que muchas veces era a ti a quien buscaban. Eras tú quien sabías de la vida y quien podía conversar sin parecer una niña traviesa.Y es lo único que puedo y me permiten decirte hoy, entre números y datos que poco significan ya.






2 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIAS A LA MEJOR PERSONA DEL MUNDO CON QUIEN PUEDO COMPARTIR TODO PORQUE SIN ELLA NO SERIA YO.

Guillermo Vila dijo...

Esa chica de la que hablas es tan especial que debería conocerla.

PD.-¿Porqué ya no me enlazas?