martes, 30 de octubre de 2007

Besos

Me gustan tus besos al besar la cálida luna de esta noche. Tú sabes cómo hacerlo, cómo ser yo, como recoger lo que queda de mí, de esta botella vacía con el paso de los años y la brisa marina. Todo es perfecto, me miras, y no me importan los coches, ni los gritos, estamos inmersos en un fotograma que dura toda la vida, o el tiempo que yo quiera. Dame tu mano, me gusta mirarla mientras duermes, qué sensación tan bonita, mirar o no esperar a ser mirado, por fin dar, sintiendo casi más que recibiendo. Porque es importante saber que aún vives, que tu corazón elige y siente y late y besa…Tiéndeme la mano, no es cuestión de reglas ni normas, es que me caigo, y tú puedes levantarme.

5 comentarios:

Alfredo L. Zamora dijo...

Al final yo no soy el único tonto, verdad? Pero si no fueramos así... no creo que el sol brillara ni que la luna llegara a ser diferente en función de con quien la mires. Un besazo enorme!

Miguel Martorell dijo...

valiente!

Miguel dijo...

Todo es perfecto... el beso, la noche, Dylan y tú. Continúa; a mí me encanta.

Guillermo Vila dijo...

Felicidades. Como dice un buen amigo, hay que ser valiente para escribir ciertas cosas. El reso, generalmente, nos escudamos en metáforas y comparaciones. tú eres directa hasta en las metáforas. Es un placer coincidir contigo en estos días tan rápidos. Nos vemos en los bares.

-merrick- dijo...

Este blog está más abandonado que el mío, Y YA ES DECIR.

Suerte con los Pacos, y hasta siempre...