jueves, 17 de enero de 2013

225

En la soledad de estas paredes
puedo escuchar
la cárcel.
Mis miserias.
Tu beso que no fue,
la sangre en su cabeza.
Si amamos
es
porque queremos morir.
Puedo escribir durante horas
para no morir
y luego morir
inevitablemente.
Mi madre mece mis lágrimas.
Que sola es estar sola,
¿así que eso era todo?,
¿se acabó la función?

4 comentarios:

César Ulla dijo...

Precioso... Simplemente eso... No te estarás despidiendo??

Gacela dijo...

Mientras tengas ganas de actuar, la función tendrá sentido. Show must go on!

Anónimo dijo...

un poco triste esto, no hay que tenerle miedo a la soledad. Todo el mundo le tiene miedo a la soledad, eso es porque la conocen poco, no es para tanto.

espero que esté mejor de su codo, ve como el tiempo todo lo arregla!

Javier García-Villaraco dijo...

Qué bonito y qué intrigante Ana