sábado, 19 de noviembre de 2011

No juego

No me pidas

Que sepa ordenar las páginas

y contar hacia atrás,

mientras me desnudo


Ahora ya lo entiendo,

Te falta el cromosoma Y

Y eso es incómodo.


Es curioso cómo

Tocando distintas manos

Al final están los mismos detrás de esto.


Y también lo es

La ropa desordenada en la habitación

Y esa maldita mirada

De ya-no-te-quiero-más,

Eres una completa desconocida,

Sal de mi cama,

Sal de mi vida,

Y llévate las plantas.


O al perro.

Podemos compartirlo,

Un fin de semana cada uno.


Me niego a entenderlo,

Me niego a formar parte de esto.

No quiero perro,

No quiero plantas,

No quiero manos.

Me borro


Yo


No


Juego


más


A


Esto.

7 comentarios:

Freewheeling dijo...

Podemos inventar un juego solo para ti!

Anónimo dijo...

Ninguno queremos jugar. Todos jugamos. Yo estoy jugando escribiendo esto. Tu estas jugando leyéndolo. Está en los periódicos. Eso significa que es mentira.

Canichu, el espía del bar dijo...

Este poema está mejor que los anteriores.

mouton88 dijo...

Has descrito muchas de las emociones por las que he pasado en los últimos seis meses. Gracias por compartir con el mundo tu habilidad literaria. Un saludo desde México hasta donde sea que estés.

M de Elle dijo...

Grandísimo poema

Anónimo dijo...

No o había leído hasta ahora. Hace poco también escribí un poema de perros y plantas y huidas.

Me gusta, te quiero reina.

Carmen dijo...

Por cierto el anónimo es mío: soy Carmen :-)