domingo, 10 de julio de 2011

Las cicatrices de nuestras sábanas,
puntos de sutura
emergen.
Ya he encontrado la postura
en este cajón sin fondo

Nos separan ríos, montañas,
la teoría de la relatividad,
los átomos huérfanos.
Nos separan los gritos
en los días festivos.

Nos separan los besos gélidos
y los ojos tramposos.


Rebobíname por favor
y devuélveme a la tienda.

3 comentarios:

M.Samsa dijo...

Amén

Layla dijo...

Joder que bueno,Ana!a ver si nos vemos pronto!

Miss Migas dijo...

Y qué te dejen en un estante esperando a que alguien llegue a por ti.... con calma.... criando malvas...