jueves, 21 de enero de 2010

Mírame y no me sueltes

Dijo que no soportaba el olor de después de haber comido mandarinas.

Eso no es razón para dejar a alguien.

Tampoco le gustaban los perros. Y sabe que yo los adoro. Quiero una casa llena de perros y algún niño también.

¿Le gustan los gatos?

No lo sé, no le pregunté por eso. Hacía frío y tenía que esperar que llegara el autobús. Ese día no me llevó a casa como de costumbre.

¿Y después que pasó?

Estuve un tiempo sintiéndome como esos periódicos que la gente tira en el suelo del metro.

¿Y cuando llegaste a casa que hiciste?

Me masturbé pensando en él y apagué la luz.



Imagen: Alberto García Alix

15 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

¿Tanto lo deseaba?

Igor dijo...

Que milimétrico, o no. Estos retratos, magníficos, tiene la virtud de parecer naturales, pero a la vez, con mucho trabajo de fondo.
El yo de cada día, lo que de la realidad queda escondido. Me encanta.
El periódico, buen símil.

Belén dijo...

Bueno, al menos algo de olor si queda en el cuerpo de ella, su propio deseo...

Besicos

Paprika Jonhson dijo...

"esos periódicos que la gente tira en el suelo del metro." merecen una fotografia y una breve historia.

;)

Claudia. dijo...

al final también tuvo un consuelo, no el mejor ni el mas duradero pero consuelo al fin
saludos cariñosos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

salvadorpliego dijo...

Wowwwww... La incompatibilidad también tiene sus bemoles.

Un placer leerte.
Saludos.

DANI dijo...

Dios! que historia más cruda. Aunque me temo que hoy la telepatía ha surtido su efecto.

Besos ficticios

Anne Bonny dijo...

No se merecía que pensara en él mientras se masturbaba.

Un beso.

Manco Cretino dijo...

¡Con lo ricas que son las mandarinas!
Aunque nunca he comido mandarinas con perros... y menos masturbarme con estos cítricos.
...
Mezclé las cosas ¿no?
Masturba una mandarina... Manco Cretino

Emma dijo...

simplemente me encanto

Patry. dijo...

bueno, algo es algo. Aunque sería mejor tenerle al lado..
PD: Me encantan las mandarinas!!! :)

eme dijo...

Antes comió mandarinas. Así le olían los dedos a cítrico.

Juan Antonio dijo...

Excelente Ana, me encantó

Evelyn dijo...

muy bueno
Saludos
Evelyn